!!Ring Ring!! El Final

23 de Mayo de 2004 Antonio Mereda fue asignado por la Corporación Perfect Desing Industries a inspeccionar el área del laboratorio de Nonplastic Company Inc.

¡¡Rang, Rang, Rang!!

10:00 am

Hello.

Antonio, necesitamos un inspector, Daniel choco el carro y no podrá tomar las fotografías para el diseño del contrato que tenemos con Nonplastic Company.

Creí que tenia el día libre hoy, pero bueno. Envíame la asignación al fax, enseguida me preparo para salir para allá.

Gracias Antonio, eres de los mejores. En la última hoja encontraras el contacto, recuerda el proceso rutinario, necesitamos certificar que el nuevo cuarto de laboratorio a diseñar pase inspección.

Proceso rutinario, no hay problema.

Recuerda llevar camisa magna larga y unos jeans, estarás expuesto a ciertos químicos, aunque tengo entendido que te darán alguna protección. El director del área me indico que tienes que llevar zapatos cerrados que no sean tennis, pantalón largo y camisa preferible de magna larga. Ya sabes políticas de seguridad del área.

¿Qué te parece si me disfrazo de astronauta?

Antonio, esto es serio. De esta inspección depende que podamos comenzar el proyecto y aumentar tu salario.

Ahora si estamos hablando. Ya me llegaron los documentos. En unos minutos salgo para allá.

Si te surge un inconveniente, por favor llama.

No problema “Boss”.

RADIACTIVOS

CUIDADO

PERSONAL AUTORIZADO SOLAMENTE

Me da mucho gusto conocerle Antonio, aunque honestamente esperábamos a Daniel, pues le conocimos cuando firmamos el contrato con Perfect Desing.

Pues lamento decirle que él no pudo llegar porque tuvo un accidente de carro.

¿Está bien?

No es nada grave, aunque su auto fue pérdida total él solo tuvo unas fracturas no muy severas. Con el cuerpo que tiene y gracias a Dios no se mato en el accidente. Se repondrá pronto, es un joven bastante fuerte.

Eso esperemos. Este es el cuarto donde queremos hacer las mejoras. Recientemente adquirimos equipos muy importantes para el laboratorio y necesitamos ampliar el cuarto sin dejar de realizar la oficina con ventanilla al exterior del piso.

Permiso Ingeniero, pero le necesitan en el séptimo piso, hay unos reactivos que han provocado una pequeña explosión.

Enseguida voy para allá, Antonio lamento no poder estar con usted, pero le dejo entonces en el área. No le digo que esta como en su casa, porque hay que tener mucho cuidado con los químicos del laboratorio especialmente con el amoniaco. Esta es la futura Ingeniero químico Sally, ella estará a su disposición de tener alguna duda o necesitar ayuda para poder realizar su tarea. Diríjase a ella.

Mucho gusto Sally. Antonio.

Un placer conocerle. ¿Es usted el arquitecto?

Pues… eso dicen.

No sabía que esta tarea la ejecutara un arquitecto.

Pues honestamente yo tampoco lo sabía…

Antonio estaba dentro del laboratorio, su misión era simple: medir el espacio que remodelarían sacando el área, longitud y perímetro. También tenía que capturar algunas imágenes con su cámara digital para poder manipular el laboratorio de forma virtual e inspeccionar el área certificándola. Antonio era arquitecto, no técnico de medidas, pero dado a su conocimiento en espacios, medidas y el accidente de Daniel, tenía que realizar esta labor. Era importante que se realizaran dichos cálculos para poder comenzar a trabajar para la remodelación y construcción en Nonplastic, pues había un contrato con una gran suma de dinero que Perfect Desing cobraría finalizada la labor.

El laboratorio estaba muy cargado de innecesarias paredes, tenían además un cuarto de almacenamiento poco práctico el cual solo podía ser accedido por una persona a la vez. Antonio tenía que escurrirse entre mesas y armarios, sin dejar de mencionar hornos. Estando casi terminado el trabajo, Antonio solo le faltaba tomar medidas y fotos en un cuarto que estaba poco iluminado y era bastante pequeño. El trató de conseguir el “switch” de la luz, pero no lo encontró.

Donde estará ese botón. No veo nada aquí adentro.

Se le ofrece algo Antonio.

Disculpa, pero solo me falta este cuarto y listo termino la recopilación de data para poder comenzar a realizar los diseños.

Pues lamento decirle que este es un cuarto restringido. Aquí guardamos…

Sally, el señor Juan Carlos le está buscando dice que es urgente.

Antonio regreso enseguida no se mueva de aquí. ¿Entendido?

No se preocupe de aquí no me iré.

Eran casi las cinco de la tarde. Antonio estaba exhausto y hambriento y solo le faltaba un cuarto por inspeccionar. Sally le dijo que le esperara pero ya habían pasado veinte minutos. Antonio decidió entrar al cuarto y con la luz de la cámara encendida pudo observar que el cuarto era angosto y largo. Dentro del cuarto en las esquinas había unas tablillas con envases medios llenos de algún líquido que Antonio no conocía. El cuarto era frio y difícil de caminar por él, pero Antonio no pudo esperar, entró a tomar las fotos y comenzó el proceso de inspección cuando repentinamente:

¡¡AHHH!! ¡POR FAVOR ALGUIEN, AYUDENME!

¡Antonio te dije que me esperaras! Edgar llama a los paramédicos y al personal de radioactivo, tenemos varios frascos Dewar rotos.

Enseguida Sally. Por favor a todos despejen el área y no se acerquen al cuarto de sustancias radioactivas.

No te preocupes Antonio enseguida te vienen ayudar. Puedes escucharme bien.

Si, si te escucho pero esto arde mucho. Ahh…

Mientras Antonio tomaba las fotos se agacho para tomar unas medidas, al levantar su cabeza, esta chocó con una de las tablillas causado que una de las mezclas de nitrógeno y amoniaco se disparará de un frasco Dewar. El líquido le calló encima, había sufrido quemaduras de segundo grado en parte de su oreja y cuello en el lado izquierdo.

♪♫♪♫♫♪♪♪

Ha..llo

¿Chica? ¿María, que tienes?

Na…da

Perdóname por todo lo que te dije de Antonio, tal vez tengas razón me hace falta conocerlo más.

No, perdóname tú a mí. Debí haberte escuchado… no debí… hacerme ilusiones falsas. Antonio es un… idiota.

¿Qué tienes, por qué lloras? ¿Qué te hizo Antonio?

Hay Tiara… me hablo muy feo. Insinuó que yo… estaba con Héctor, y que estaba jugando con él. Desde la última salida que tuve con Héctor… sea estado comportando como todo un idiota. No sé qué le pasa… hace unos días me invitó a salir, creía que ya al fin nos íbamos a ver…

Tranquilízate María, no te preocupes tu eres una muchacha muy bonita oportunidades demás tendrás para el amor. Recuerda también que Héctor si quiere tener algo serio contigo.

Tu no endientes… me enamore Tiara, me enamore. No quise que fuera así, pero ya ves amo Antonio… no sé como sacármelo del corazón. Duele, duele mucho Tiara…mucho.

Hay chiquita, no te preocupes, mira voy para allá enseguida… ¿Qué te parece si te acompaño y llevo una pinta de mantecado de chocolate con almendras? Tu favorito…

Tiara estaba muy confundida con todo lo que estaba pasando. No sabía cómo en menos de una semana la felicidad de María de los Ángeles se desplomaba al suelo, como cuando explosionan un edificio bien construido que se hace pedacitos de adentro hacia fuera. Aunque Tiara no le caía muy bien Antonio, era un hecho que si continuaban hablando ya dos años, aunque fuera por teléfono, que entre ellos hubiera algo más que una simple amistad. Pero, ¿porque Antonio espero tanto tiempo para invitar a salir a María? Eran muchas las preguntas que le venían a la cabeza a Tiara que no hacían ningún sentido, como alguien de la noche a la mañana cambiaria su forma de pensar, de sentir acerca del amor en el corazón. Pues en el corazón no hay nadie que pueda mandar se ama con locura se espera con pasión, porque este cambio de actitud tan repentina. María le había contado todo lo que le había ocultado a Tiara. Sus largas horas al teléfono, los chites que le hacía Antonio hasta las veces que dormían juntos con el teléfono al oído. Todo hasta el momento en que cambio de actitud y esto a Tiara no le hacía sentido. Nunca Tiara había visto a María de los Ángeles tan triste y tan sola, fue entonces cuando decidió hacer algo.

Pasaron varias semanas desde la última vez que María de los Ángeles había discutido con Antonio. Antonio no podía dormir, estaba inquieto muy infeliz. Después de la última vez que hablo con María, Antonio comenzó a visitar el bar de su amigo Esteben todos los fines de semanas para ahogar sus penas.

Antonio, ya tus visitas me están preocupando, tú no eres así.

Esteben, no tienes idea de lo que estoy pasando. Otro whiskey por favor, que sea doble en las rocas.

Aquí tienes amigo. Esa mujer si te partió el alma.

Lo dices y no lo sabes. Tanto esfuerzo para nada, tanto confiar para que se burlara de mí, no Esteben yo no naci ayer bastante hombre que soy, puedo tener a la mujer que yo quiera, no la necesito en mi vida. Esto se me va a pasar tu veraz.

Dios quiera que si, Dios quiera Antonio.

¡¡Rang, Rang, Rang!!

Permíteme un segundo Esteben. Enseguida vuelvo.

Hello

Hola Antonio.

¿Quién me habla?

Antonio es Tiara…

Esa misma noche Tiara converso largo y tendido con Antonio. Al principio Tiara le dijo palabras muy insultantes:

Eres un bastardo ¿Cómo te atreviste a romperle el corazón a María? No tienes sentimientos eres un idiota.

Pero al pasar la conversación Antonio le aclaro todo a Tiara y que quien había jugado con quien, era María de los Ángeles con él.

No Tiara te equivocas, quien jugó con quien fue ella conmigo, gracias a ti.

¿De qué hablas mentiroso?

Crees que para mí ha sido fácil, amar en silencio, temer a un encuentro que no se si seré rechazado o aceptado.

María es la muchacha mas integra, honesta y fiel que he conocido jamás.

No creas, pues gracias a tu tan arreglada cita con el tal Héctor ese, se burlo de mí.

¡Por Dios! Ellos son solo amigos, aunque Héctor tiene un interés mas allá con ella, María no lo quiere, pues te ama a ti.

¿Recuerdas el festival de la noche de jazz a la que Héctor la invito?

Pues claro.

Ese mismo día yo la había invitado a salir.

Si, ella me conto.

Estaba tan molesto, sentía rabia dentro de mí. No sé cómo era posible que otro tipo me llevara la delantera, fue entonces que decidí ir al festival.

¡Antonio! ¿Cómo pudiste? ¡Y no le dijiste nada a María!

Mi orgullo de hombre no me lo permitió, pero era el destino, yo tenía que estar allí. Para mi desilusión Tiara, la vi con él. En el balcón del salón, él la tenía entre sus brazos, su muslo al descubierto y el muy imbécil tocándola.

¡Basta! ¡María no es así!

¡Pues yo la vi con mis propios ojos! Su largo cabello rojo caía por sus hombros.

No, no, no ,no. Ahí sí que te esperas un momento, María no tiene cabello rojo, pero… la ex novia de Héctor sí. Como pude ser tan tonta, Héctor nunca dejo de verse con ella. Antonio todo esto es un mal entendido. El cabello de María es largo, si, pero rizo color castaño, además María jamás se pondría un vestido que enseñara su muslo. Ese tipo de vestido me lo pondría yo, pero ese no es el caso. Tienes que buscarla Antonio.

Tiara… no sé qué decirte, yo pensé que era María, pues ella iba con Héctor al festival.

Todo es un error. María me conto que aquella noche Héctor la dejo sola en la mesa mientras hacía unos supuestos “preparativos” para el festival de los cuales María nunca se entero. Pues claro si estaba con la Vanesita su ex novia. ¡Qué preparativos! Pero me va a oír, ya verás.

Ahora recuerdo, ella me lo menciono en la discusión que tuvimos, pero yo no le creí. Que estúpido fui.

Llámala, búscala ella te ama, nunca la había visto sonreír como cuando me hablaba de ti. Y ahora que no se hablan no hace más que llorar. Está muy triste ella no es así. Todo esto es mi culpa yo quería que ella conociera alguien que estuviera a su lado, pues tu nunca la invitaste a salir pensé que solo querías jugar con ella.

No la invite a salir por miedo Tiara.

Miedo. ¿de qué?

De que no me aceptara. Yo sufrí un accidente en mi lado izquierdo y desde entonces en mi oreja y parte de mi cuello tengo cicatrices de quemaduras. No quiero que le cuentes esto a María, pues yo soy quien tengo que decírselo.

Perdóname, pensé que eras un imbécil, no sabía nada de tu accidente. Ahora entiendo porque querías conquistarla por teléfono.

Yo solo quería que se enamorara de mí, como yo me enamoré de ella.

Pues lograste cautivar su corazón.

***

Gracias por llamar y aclarar todo este mal entendido sin duda alguna que la llamare.

Esteben ¡Dios te escucho! ¡Ella me ama! Voy a descansar a casa.

¿Y qué hago con tu whiskey?

No se bébetelo en mi honor, hablamos luego Esteben.

Al día siguiente Antonio decidió llamar a María. La pantalla del RXZ43 estaba rota, pero María conocía ese sonido. Estaba sentada en su banquito preferido en el Parque Lago Silvestre. Tomo en su mano el celular y con gran asombro le contesto la llamada Antonio.

¡¡Ring, Ring, Ring!!

Hallo

¿María?

¡¿Antonio?!

María, me permites un momento por favor.

Antonio creo que ya me has herido lo suficiente como para querer burlarte de mi nuevamente.

Mira… por favor, perdóname es que yo pensé que…

Que estaba con Héctor ¿verdad?

Pues, si.

¡No tan solamente eso pensaste que te engaña!

¡Es cierto! Lo pensé porque creí haberte visto con él.

Me llamaste para burlarte de mí. Tu y yo nunca nos hemos vistos. ¡Antonio por favor!

Déjame explicarte.

Tu y yo ya no tenemos nada de qué hablar, por favor no me hagas más daño si realmente lo sientes.

María de los Ángeles le colgó bruscamente el teléfono a Antonio. Antonio no se rendía y persistió llamándola.

¡¡Ring, Ring, Ring!!

¡¡Ring, Ring, Ring!!

¡¡Ring, Ring, Ring!!

¡¡Ring, Ring, Ring!!

¡¡Ring, Ring, Ring!!

¡¡Ring, Ring, Ring!!

¡¡Ring, Ring, Ring!!

María decidió no contestarle, pues de alguna forma se tenía que olvidar de él. Fue cuando Antonio decidió llamar a Tiara.

¡Hey te has comunicado al correo de voz de Tiara, favor deja tu mensaje y cuando puedo y si quiero te contesto ciaoooooo!

Soy yo, Antonio… me estoy volviendo loco. María no me deja explicarle el porqué de mi actitud tan estúpida. Gracias Tiara por todo, pero creo que ya es muy tarde María ha decidido olvidarme y creo que debería hacerlo mismo. Buenas noches me llamas si quieres… bye.

No era fácil, pero María se lo había propuesto, olvidar Antonio. Ya había pasado un mes, fue entonces cuando Antonio había llamado a María para contarle acerca del mal entendido. Sin embargo María estaba muy herida, y no quiso escucharlo, pues temía que nuevamente Antonio le ofendiera con alguna grosería. Pasado un día del mensaje que Antonio le dejo a Tiara en su celular:

¡¡Rang, Rang, Rang!!

Hello.

Antonio, es Tiara.

¡Ah, Tiara!

Escuche tu mensaje, no debes darte por vencido ella te sigue amando.

Creo que ya me ha olvidado, pues no me dejo explicarle nada.

Antonio, tienes que ir al Parque Lago Silvestre.

¿Al parque?

¡Sí! Al Parque Lago Silvestre. Ella se la pasa allí todas las tardes como a las seis.

Donde platicaba conmigo, siempre me describía lo hermoso que seria que nos pudiéramos sentar juntos en su banquito.

Si, pues es cierto siempre está sentada en su banquito, aunque no se cual es realmente. Mira ella tiene un celular muy viejo es un RXZ43. Siempre lo lleva en estuche color verde menta, ah y la pantalla la tiene rota. Como a eso de las siete la llamo pero has de estar muy pendiente recuerda que ella tiene el cabello rizo color castaño.

Pero el parque es inmenso. ¿Cómo podre encontrarla?

Tranquilo, ella siempre está en el redondel del lago en el área de los banquitos.

Si pero allá deben haber como unos veinte banquitos.

Sí, pero quieres tenerla entre tus brazos. ¿Sí o no?

Pues claro que sí.

Antonio estaba decidido a intentarlo una vez más. Al día siguiente María de los Ángeles camino como de costumbre hacia el parque y se sentó en un banquito que estaba justo bajo un árbol floral. Antonio llego temprano al parque, no sabía cómo era posible identificar a María, pero el presentía que si realmente ella era el amor de su vida el destino los uniría. Antonio camino al extremo del lago arrojando unas piedras en lo que daban las seis cuando repentinamente escucho a lo lejos:

¡ANUBIS! ¡ANUBIS!

Era la dulce voz de una chica tratando de llamar la atención de Anubis, que al parecer se encontraba a gran distancia de ella. Antonio continuo caminando alrededor del lago, mientras se acercó a un grupo de arboles llenos de flores. Entre medio de los arboles habían tres banquitos y solo en uno de ellos se encontraba la joven con quien bailó toda la noche en el festival de Jazz, el día del malentendido. Antonio contempló a la joven y como aun faltaba tiempo para las seis, hora en la cual Tiara le dijo a Antonio que María visitaba el parque, Antonio decidió saludarla y conversar con ella un rato. El rostro de aquella chica era como el de un ángel sus grandes ojos verdes y su largo cabello castaño le hacía sobresalir de la multitud de chicas en aquel lugar. Mientras Antonio se acercaba a ella se dio cuenta que en su rostro había algo de tristeza y soledad.

¿Cómo estas angelito?

¡Anubis! ¿Cómo has estado? Te estuve llamando, pues te vi cerca del lago arrogando unas piedras.

Disculpa es que estaba pensando muchas cosas. Y tú. ¿Cómo has estado?

Pues realmente hoy es cuando mejor me vengo a sentir al verte aquí junto a mí. Recuerdo la noche en que bailamos. ¿Qué bonito verdad?

Si recuerdo. Me dijiste que no sabias bailar, pero eres toda una experta.

Jajaja. Creo que exageras. Hacen días que no había sonreído.

Quieres conversar acerca de lo que te pasa.

Realmente, no sé. Es que ya ha pasado un mes y una semana desde que me partieron el corazón.

¿Cómo es posible? A una chica tan hermosa como tú no se puede dejar perder, quien quiera que fue es un idiota y no te merece. Acaso hablas del muchacho que te dejo plantada aquella noche sola en la mesa, que si no llego en tu rescate quien sabe si te hubieras quedado sin bailar toda la noche.

Ojala hubiera sido él. Aunque creo que si en parte fue todo por causa de él. Anubis… yo me enamore, profunda y locamente me enamoré. Pero no se qué paso, yo solo acepte una invitación para aquel festival, pero el chico a quien realmente amaba, pensó que yo jugaba con él, no entendió que solo era en son de amistad que yo salí.

Pero… ustedes eran novios o algo así.

Es que si te cuento no me lo vas a creer.

Cuéntame aun tengo tiempo.

¿Tú crees en el amor a distancia?

Pues claro, la distancia no debe ser un factor para que dos personas se dejen. Luego de haber estado juntos la distancia debe ser algo temporero, eso sí, no es que siempre van a estar lejos porque ahí sí se puede hacer real el refrán “amor de lejos, amor de pendejos” o como diría mi padre “amor de lejos amor de cuatros” es básicamente lo mismo.

¿Crees que es posible que uno se enamore de alguien sin nunca haberle visto?

Honestamente… si lo creo porque lo estoy viviendo.

Pues si lo crees, creo que me puedes entender un poquito. Anubis yo me enamoré por una llamada telefónica, una maldita llamada telefónica.

¿Por qué maldita llamada?

Porque lo único que me trajo fue mucho dolor, yo ame un chico que nunca vi. Un chico que al principio me llamo erróneamente que con sus locas ocurrencias y su persistencia conquisto mi corazón. Recuerdo como si fuera ayer, yo estaba de compras, buscando mis zapatos de graduación. Ese mismo día adquirí un celular el celular que solo trajo a mi vida momentos lindos que solo se quedaron en el pasado.

Antonio estaba perplejo, no podía creer lo que estaba pasando. La chica con la que había bailado mientras le contaba su sufrimiento y su dolor hacia que su corazón se estremeciera. El no sabía cómo se llamaba la joven, pues nunca se lo preguntó, pero estaba tan ansioso aquella noche por ver a María de los Ángeles que no se preocupó por saber su nombre. Pero dentro de su corazón él sabia que la conocía desde antes del festival de Jazz. Fue entonces que Antonio decidió salir de las dudas y le pidió un momento a la joven, para hacer una llamada. Sacó su celular de su bolsillo y decidió llamar a María de los Ángeles. Y para su sorpresa:

¡¡Ring, Ring, Ring!!

Antonio estaba sentado frente a María de los Ángeles con el celular en el oído y le dijo:

¿Qué no vas a contestar?

Ella se quedo perpleja sin palabras, lo miro a los ojos y una lagrima corrió por su mejilla derecha. Ella saco de su cartera un bolsito pequeño color verde menta en donde tenía guardado su RXZ43. Con sus manos temblorosas y entre lágrimas con su mirada fija en Antonio abrió el RXZ43 y lo coloco en su oído derecho, pero no podía hablar del impacto al tener al amor de su vida frente a ella.

Perdóname María de los Ángeles. Perdóname mi angelito, perdóname por haber sido tan estúpido y por no haberte creído, perdóname por haber dudado de ti, soy un idiota.

María de los Ángeles frunció el seno y entre lágrimas le dio una cachetada a Antonio. Y su lado izquierdo quedo al descubierto, pues su cabello cubría sus cicatrices. Antonio trato de aguantar las lagrimas, pero no pudo contenerlas y se levanto del banquito y le dio la espalda a María. Ella estaba impactada al ver semejantes cicatrices, pero esto no le impedía amarlo con el corazón. María se levantó del banquito, aun con el celular en su oído y le dijo:

Eres un idiota, pero… aun así yo te sigo amando como tú no tienes idea.

Debí haberte dicho lo de mis quemaduras antes, por esto es que no sabía cómo invitarte a salir. Si crees que no puedes con esto yo… entiendo.

Antonio estaba avergonzado, pues no sabía realmente cual era la impresión que había recibido María. El estaba de espalda a ella y le habla desde su celular, ella cerro su RXZ43, y Antonio se dio cuenta. Entonces Antonio pensó que ya toda la ilusión se había acabado, María jamás lo aceptaría con sus quemaduras, fue cuando decidió dar un paso hacia al frente para irse. María no lo dejo mover, colocó su mano en su hombro y se voltio frente a frente de él. Tomo su mano izquierda, se levanto su blusa y metió su mano en su costado. Antonio con la mirada fija a la de ella al sentir su áspera piel la miro con sorpresa.

Yo también debí haberte dicho de mi accidente. Cuando tenía seis años en mi casa hubo un fuego en donde mi hermano murió. Mi padre no lo pudo salvar de aquellas infernales llamas, pero pudo sacarme a mí con gran dificultad. En el momento en que mi padre me encontró mis ropas se habían prendido en llamas. Yo tenía mucho miedo no sabía qué hacer. Mi padre me echo sobre el suelo y me hizo rodar hasta que apago de mí el fuego. Pero era demasiado tarde para mi costado, sufrí quemaduras de tercer grado. Estuve hospitalizada por un año y medio, los doctores pensaron que por mis quemaduras no iba a sobrevivir, pues parte de mis órganos se afectaron, pero sabes… aquí estoy vivía gracias a Dios, y no tengo nada excepto esta marca en mi carne que por años me había hecho sentir horrible hasta que te conocí. Si tú crees que no puedes vivir con esto, entonces vete y déjame enferma de amor por ti.

Estaba sin palabras mirándola a sus hermosos ojos. De los ojos de Antonio salían lágrimas de felicidad, pues a él no le importaba tampoco la marca de fuego que llevaba en su cuerpo María de los Ángeles. Antonio sin pensarlo dos veces se acerco a María y la abrazo contra su pecho y la beso con pasión y ternura. Eran ya más de las seis de la tarde, la lluvia comenzó a caer sobre el lago mientras María y Antonio se besaban incesantes sedientos de amor, cuando repentinamente el celular de María sonó.

¡Ring, Ring, Ring!

¿Qué no vas a contestar?

Por supuesto que no, nadie me robara este momento.

María de los Ángeles con su RXZ43 en su mano lo arrojó al lago mientras caminaba abrazada a Antonio por el parque bajo la lluvia incesante.

Te amo María

Yo también te amo Antonio. Por cierto ¿qué era lo que me tenías que aclarar?

Es una larga historia…

Fin

Creative Commons License
!!Ring Ring!! by Tangela M Fontanez Colon is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License.

11 Respuestas a “!!Ring Ring!! El Final

  1. He podido sentir algo muy genuino en tu historia. BRAVO BRAVO!! :_) brutal. Sin palabras, me enamore, no se que mas decir, wow, good job, te digo estoy todavia anonadado, brutal, envidio a Antonio, me enamore de Maria, no se, esta brutal, sigue adelante alegnat!!!!!!

  2. Magnifico!!!! Puedes publicarlo. Me encanto. Tienes talento, no lo desperdicies y sigue adelante. Excelente!!!!

  3. Esta demasiado hermosa esta historia !! me encanto..llore y todo.=P ojala que hagas otra besos y abrazos desde venezuela

    att:…………………..Sara

  4. Hola chica, me encantó este cuento. Sigue adelante. Tienes mucho talento. Que Dios te Bendiga!

    Yanira

  5. que historia puff excelente me hizo sentir mi piel de gallina en el momento de finalizar…..me quede con ganas de mas!!!!!

    very good!!!!!

  6. Really nice…but I was expecting more , too short me quede con ganas de seguir leyendo…

    but oh well….Nice JOb

  7. El gran final. Guau; me impacto la sorpresa y la historia de Antonio. Un poco impactante o chocante a lo suceddo de Maria, pero lo demás muy bien. Una buena historia narrativa e intigante. Una hstoria de amor perfecta ara llevarla a la pantalla grande, solo faltaria el financiamiento, jaja…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s